7 Beneficios de la corriente galvánica que debes conocer

7 beneficios de la corriente galvánica que debes conocer

Beneficios de los tratamientos con corriente galvánica

Con tantos tratamientos faciales que existen hoy en día para el cuidado de la piel, los beneficios de la corriente galvánica se han dado a conocer como una excelente alternativa. Ya no es necesario someterse a una cirugía para poder lucir una piel radiante y joven en el rostro, porque existen muchas opciones.

En este caso, la corriente galvánica es la opción ideal ante la gran cantidad de beneficios que ofrece para que luzcas una piel impecable. En este post, te ayudaremos a conocer todo lo relacionado con este tratamiento innovador y las razones por las que debes elegirlo sobre los demás tratamientos. Empecemos.

¿Qué es y para qué sirve la corriente galvánica?

Lo primero que debes saber es que la corriente galvánica es un procedimiento no quirúrgico que ayuda a tener una piel rejuvenecida. Gracias a este tipo de tratamiento, no necesitas someterte a una cirugía para lograr los mejores resultados. Y lo más importante, es que tampoco requiere el uso de agujas en la piel para mejorar su aspecto.

¿Cómo funciona la corriente galvánica?

Este tipo de procedimiento funciona como una corriente continua que estimula las células de la piel, haciendo que los medicamentos logren penetrar una capa más profunda de la misma. Gracias a esto, se puede suavizar la piel mediante un aumento en los niveles de hidratación y la circulación en la cara. Lo que se traduce como una piel radiante y tersa.

Lo mejor de la corriente galvánica es que es indolora, por lo que no te debes preocupar por sentir nada. El tratamiento puede realizarse sin problemas ni preocupaciones, obteniendo maravillosos beneficios para todo tipo de piel. Cabe destacar que hay dos tipos de tratamientos disponibles con corriente galvánica:

  • Desincrustación: Se utiliza esta corriente para ayudar a emulsionar y suavizar la queratina, así como el sebo que se posee en los folículos pilosos. Lo que la convierte en la forma más sencilla de que la piel se prepare para eliminar de forma segura los comedones. Ayuda a limpiar y suavizar la piel.
  • Iontoforesis: Para este tratamiento es necesario usar un gel cargado positivamente para la piel. Gracias a esto se empujan los ingredientes activos en capas profundas de la piel para aumentar la eficacia del producto.

¿Cuáles son los beneficios de la corriente galvánica para la piel?

Ahora que ya conoce lo esencial sobre la corriente galvánica, es importante que tengas en mente los grandes beneficios que ofrece. A continuación, hemos creado una lista que te permitirá conocer las ventajas de usar corriente galvánica en tu piel:

1. Reduce la opacidad y vuelve tu piel más brillante

El envejecimiento puede conllevar a que la piel tenga falta de brillo. Sin embargo, la corriente galvánica tiene la oportunidad de eliminar cualquier impureza de la piel y mejorar el oxígeno concentrado en la misma. Lo que se traduce como una reducción de opacidad y un aumento del brillo de la piel.

2. Minimiza las líneas finas y las arrugas

Exponerse al sol durante muchas horas o la edad, ayudan a que la piel llegue a dañarse con el paso del tiempo. Para cuando el daño es más alto, se podrán percibir líneas finas y arrugas en el rostro. Sin embargo, la corriente galvánica puede ayudarte a rejuvenecer la piel, para que esté más equilibrada y reafirmada, reduciendo estas líneas de expresión.

3. Desintoxica tu piel

Después de un tratamiento con corriente galvánica, lo que más podrás percibir es la relajación de tu piel. Así mismo, este tratamiento ofrece otros beneficios como la mejoría del drenaje linfático y la estimulación de la piel. Gracias a eso es posible mejorar la capacidad de la piel de limpiarse de toxinas dañinas.

4. Aumenta la circulación sanguínea y los niveles de oxígeno de la piel

Con la corriente galvánica se aumenta la producción de células de piel fresca y también del colágeno que se necesita. Lo que permite que se reemplacen las células antiguas y se estimule el flujo de sangre. A su vez, esto se traduce como un aumento del oxígeno en la cara, logrando una piel fresca, tersa y con retención de humedad.

5. Ayuda a prevenir el acné

Uno de los mayores problemas con la piel del rostro es que es bastante propensa al acné. A pesar de esto, la corriente galvánica puede prevenirlo a través de sus tratamientos, sobre todo el proceso de desincrustación. Dado que, es el que tiene como enfoque los poros obstruidos y folículos pilosos. A través de la corriente galvánica se extraen las impurezas en los poros de la piel.

6. Se encarga de hidratar a fondo tu piel

Para esas cremas hidratantes que no cumplen con su función, lo mejor es reemplazarlas con un tratamiento como la corriente galvánica.Esto se debe a que muchas veces los productos no penetran en las capas de la piel o tu piel no puede retener humedad.

Con ayuda de la corriente galvánica se pueden eliminar las células muertas del rostro y ayudar a mejorar la regeneración de las mismas. Así obtendrás una piel elástica y que puede retener la humedad con mayor facilidad.

7. No duele y es seguro

Sabemos que existen múltiples tratamientos de belleza que permiten lucir una piel radiante. El problema es que la mayoría de los tratamientos suelen tener resultados limitados y pueden llegar a doler.

Con la corriente galvánica no tendrás que preocuparte por eso, porque posee resultados eficientes, que duran más y lo más importante, que no requieren un tratamiento con dolor.

En este fantástico blog puedes encontrar más información sobre la corriente galvánica.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.